viernes, 14 de noviembre de 2008

El ave fénix

Comencé la lectura de un libro que expone varios aspectos del famoso mito del ave fénix. Las primeras conclusiones son las siguientes:

Hay 2 versiones principales del mito:

Una de ellas dice que el ave fénix, estando cerca al fin de su vida, comienza a construirse un nido con plantas aromáticas en donde se entregará a la muerte. El cuerpo se descompondrá en el nido construido y de tales restos se generará un gusano que irá creciendo hasta regresar a su condición de ave. El nuevo fénix tomará entonces los restos de su antecesor y los llevará por los aires hasta llegar a depositarlos al templo del sol en Heliópolis, Egipto. Este proceso se da cada 500 años.

La otra versión es más simple y es la más conocida. El ave fénix muere quemado en plantas aromáticas reunidas por él mismo, plantas que se han encendido a causa del calor del sol. De las cenizas del antiguo fénix, renacerá la nueva ave.

Algunas variantes son:

La de San Clemente de Roma, que dice que el ave vive toda su vida en Arabia, estando en Heliópolis sólo al inicio de su vida, cuando va a depositar los restos de su antecesor a plena luz del día, de modo que todos puedan verlo.

La de Eusebio de Cesarea, que atribuye al ave virtudes como el andar majestuoso, la belleza de voz, el vuelo rápido y el nivel de reina frente a todas las demás aves.

La de San Ambrosio, quien siendo obispo (o sea ingenuo, desesperado y estúpido) concibe que la resurrección del fénix es prueba de que el hombre está también en camino a la resurrección.

La de San Epifanio, quien dice que el ave muere quemada producto de golpes muy fuertes que ella misma se da hasta que de las heridas salga fuego. Una vez muerto el fénix llega la PROVIDENCIA DIVINA (¿?) y apaga el fuego con una nubecita lluviosa. De los restos surge el gusano que luego evolucionará.

En todas las versiones parecen estar los elementos del nido de plantas aromáticas y de la vida a partir de la muerte. Así mismo me sorprende un elemento del mito que no conocía y que creo es muy poco difundido: la preexistencia del ave fénix en la forma de un gusano. Interesante, ya que ahora podemos comprender porqué Ikki se demoraba tanto en volver a la vida cada que hacía falta que pelee.

2 comentarios:

Minerva dijo...

Jajaja Un post divertido, si pues ahora sé porqué ikki se demoraba tanto en volver, mientras Shun lloraba desconsolado por su hermano.
Que latoso me resulto siempre el Caballero Andrómeda.

Ahora pregunto: ¿Cómo se titula el libro en cuestión?

Ayax dijo...

El mito del ave fenix - Angel Angleda